ASPROC | La evolución natural del Internet de las Cosas (IOT)
Internet de las cosas, ASPROC, Noticias, Innovación, El Salvador
446
single,single-post,postid-446,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

La evolución natural del Internet de las Cosas (IOT)

IOT_RevolucionIndustrial

La evolución natural del Internet de las Cosas (IOT)

El IOT se basa en conectar a internet todos los aparatos y dispositivos involucrados en la producción de manera que estén interconectados y envíen toda la información que generan en tiempo real. Se vinculan así máquinas capaces de aprender, tecnologías #BigData, de sensores, comunicación de máquina a máquina y tecnologías de automatización creando una industria inteligente.

Es así, nos guste o no, el escenario en el que el ser humano se dedica a producir aquello que necesita y que, a la vez, le proporciona los recursos para adquirir lo que antes ha producido.

Desde hace varios años en diferentes foros económicos – tecnológicos internacionales las consecuencias de esta 4ª Revolución Industrial. En él se ha hablado de la “evolución tecnológica” que modificará sin remedio el mercado laboral: surgirán nuevos oficios; los científicos, sobre todo vinculados con el análisis de datos, serán protagonistas; se incrementará el desempleo, pero, sin embargo, habrá numerosos puestos especializados sin cubrir; el reciclaje laboral y de conocimientos será condición imprescindible para sobrevivir.

Este panorama, tan apocalíptico como precursor de oportunidades, lleva a la conclusión de la necesidad de asumir y emprender una “revolución del talento”.

La necesidad de nuevos talentos humanos

Definimos talento como la suma de inteligencia o capacidad de entender y aptitud o capacidad de hacer. Pensamiento y acción.

Pero ¿qué tipo de talentos serán más necesarios? ¿Sobre qué ámbitos será prioritario enfocar la inteligencia y la aptitud de los profesionales en el futuro que nos está ya proyectando la 4ª Revolución Industrial? ¿Qué aspectos del próximo escenario laboral van a exigir nuevas formas de talento? ¿Cuál debería ser, en fin, el punto de mira de quienes desde ahora estén preparándose para la nueva forma de trabajar que se acerca?

Es vital desarrollar diferentes “talentos” de los que se detallan cuatro tipos para poder integrarse a nuestro favor esta revolución.